Saltar al contenido
Blog de motos – Revista Moto Viva™ | Novedades, Rutas en motos, Comparativas

Suzuki GSX1250 FA, la sport-turismo asequible

suzuki GSX1250 azul

Era sólo una cuestión de tiempo que la GSX1250 FA se hiciera un hueco en el catálogo de motos de carretera de Suzuki. Si tenemos en cuenta la reciente desaparición de la Bandit 1250 y, por otro lado, el éxito comercial que ha cosechando la GSX650F –la versión carenada de la Bandit 650- era lógico que la GSX1250 FA no se hiciera esperar. Porque al fin y al cabo la nueva GSX1250 FA no es más que eso: una Bandit 1250 con carenado integral y modernizada.

Por supuesto, los chicos de Suzuki también han aprovechado para incorporar nueva tecnología, como el sistema de inyección SDTV y los cilindros con tratamiento SCEM (Suzuki Composite Electrochemical Material). Además, la GXS1250 FA incorpora de serie otras lindezas como ABS, caballete central –además del clásico lateral- y la posibilidad de ajustar la altura del asiento de conductor.

La Bandit carenada

Lo cierto es que ni el motor ni la parte ciclo muestran soluciones revolucionarias. En la nueva GSX1250 FA no encontraremos basculantes monobrazo, ni sofisticados chasis de aluminio, ni frenos de última generación: se ha buscado hacer una moto efectiva y – teniendo en cuenta que es una rutera de más de 1.000cc con ciertas aspiraciones deportivas- muy económica. Quizá la única sofisticación que se ha permitido Suzuki en este modelo es el sistema de inyección SDTV (Suzuki Dual Throttle Valve), que ya incorpora la última generación de Bandit 650.

Se trata de un sistema de inyección electrónica en la que cada cuerpo de acelerador dispone de dos válvulas de mariposa; una primaria que se acciona a través del puño de gas y una secundaria que se abre o cierra de forma progresiva gobernada por el sistema de gestión computerizada del motor para mantener la velocidad óptima de entrada de aire. Este sistema ofrece una buena economía de combustible, teniendo en cuenta que se trata de en un motor tetracilíndrico de 1.250cc, y
una excelente entrega de potencia y par motor. Aunque la base del motor no es nueva en absoluto, su comportamiento resulta más que notable, con un excelente par motor y una potencia que no resulta en absoluto intimidatoria. De hecho el motor de la FA sólo rinde 98 CV declarados, una potencia nada espectacular para un tetracilíndrico de 1.250cc. Eso sí, tiene un par abundante desde muy bajo régimen que permitirá salvar cualquier situación con la que nos encontremos –como por ejemplo cuestas acusadas- sin esfuerzo alguno.
Para la parte ciclo los ingenieros de Suzuki tampoco se han roto mucho la cabeza, recurriendo el clásico y sencillo chasis multitubular de acero con una doble viga
cerrada por una doble cuna. Tanto la horquilla delantera de tipo simple como la suspensión trasera monoamortiguador regulable por bieletas son básicas y no
disponen de las sofisticaciones de otros modelos touring, aunque en la prueba dinámica demostraron un buen rendimiento en cualquier tipo de situación ofreciendo un notable compromiso entre confort y rigidez.
Los frenos siguen la misma política de no encarecer el precio final de la moto, ya que no encontramos en la FA pinzas radiales ni otras lindezas heredaras del mundo de la competición, sino un doble disco delantero de 310 mm con pinzas de doble pistón paralelo y anclaje axial y un disco simple de 240 mm con pinza de doble pistón en la zaga trasera. Eso sí, hemos de agradecer a Suzuki que haya incorporado de serie el sistema de antibloqueo de frenos ABS, una muestra de que no se ha querido abaratar el producto a toda costa y se ha apostado por componentes efectivos y lo esenciales.
La GSX1250 FA no es una moto ligera, aunque si comparamos el peso con otras sport-touring de similar cilindrada no sale nada mal parada. Los 275 Kg son perfectos
para autopista y carretera, pero la moto se muestra algo más tosca en zonas reviradas. El uso en ciudad se convierte –como suele ser habitual en este tipo de máquinas- en una tortura, aunque los dos generosos electroventiladores del radiador funcionan a la perfección disipando el calor cuando hay congestión de tráfico.
De todas maneras está claro que la FA es una moto diseñada para un uso rutero, con una excelente protección aerodinámica gracias al carenado integral y una buena –aunque mejorable- autonomía gracias al clásico depósito de 19 litros de la Bandit. Por supuesto, tiene algunos detalles que se pueden mejorar, como la baja protección del parabrisas que se puede subsanar recurriendo al listado de opcionales y adquiriendo el derivabrisas sobreelevado. Algo más difícil de subsanar es el diseño del asiento del pasajero, que según nuestra propia experiencia personal hemos notado una excesiva inclinación, lo que provoca una tendencia a deslizarse hacia delante.
Otro de los aspectos que nos ha sorprendido es que las maletas laterales no se ofrezcan de serie como ocurre con otros modelos sporttouring, ya que el espíritu viajero de la moto está más que demostrado ¿Acaso es un intento de reducir el precio base de la moto? Probablemente, pero nosotros pensamos que las maletas en un modelo como la FA son de adquisición obligatoria para extraer todas las cualidades de la moto.
Y finalmente, otro de los argumentos que no nos ha acabado de convencer es que Suzuki sólo comercializa la GSX1250 FA en un solo color: el Azul Indiana. No tenemos nada en contra de este color en concreto pero estamos seguros que hay usuarios que desearían adquirir este modelo en un color algo más
sobrio o neutro ¿Sacará Suzuki nuevos colores de cara a la próxima temporada? Esperemos que sea así para favorecer el éxito comercial de la nueva FA.