Saltar al contenido
Blog de motos – Revista Moto Viva™ | Novedades, Rutas en motos, Comparativas

Ruta: Córcega, de Castelló d’Empúries a Alghero

corcega

Como siempre preparando las maletas a última hora y discutiendo sobre lo que hay que llevar… que si puede que haga frío… que porqué te llevas tantas camisetas… en fin… lo de siempre… lo más probable es que olvidemos lo más importante… ¡como los equipos de lluvia, que nos los olvidamos! o los prismáticos… ¡menos mal que pillamos al vuelo la cámara de fotos!

Castelló d’Empúries (Girona) – Toulon

Domingo 19/09. Son las 11 h. y salimos de Castelló d’Empúries (Girona) en dirección al norte, nos esperan unos 440 Kms de autopista hasta Toulon donde debemos tomar el ferry para Córcega que parte a las 23:30 h.

Y como tenemos casi todo el día decidimos parar a comer en Montpellier, y seguir ruta por carretera nacional pasando por Nimes, Arles, Salon de Provence y con todo el tiempo a favor hicimos parada en Aix-en-Provence, una ciudad universitaria con mucho ambiente y en la que coincidimos con un magnifico rally de automóviles antiguos y de época o clásicos. Seguimos el resto de trayecto, unos 80 Km. por carreteras provinciales, hasta que localizamos el puerto de Toulon más o menos a las 20:15 h. ¡Pues menos mal que llegamos pronto! porque el barco partió a las 21:10 h cuando tenia la salida prevista para las 23:30 h… aviso para navegantes, nunca mejor dicho, no confiéis en la hora de salida que marca vuestro billete, sed previsores y llegad siempre un par de horas antes… en nuestro caso valió la pena.
Total trayecto realizado en el dia: 443 Kms.

Ferry: Toulon – Bastia (Córcega)

Lunes 20/09. Desembarcamos en el puerto de Bastia sobre las 8:00 h y lo primero fue tomar un buen desayuno en una cafetería cerca del puerto, después de un paseo por el casco antiguo tomamos la ruta hacia Cap-Corse para voltearlo, primero hacia el Norte en dirección a Macinaggio, la carretera es buena, pero revirada, siguiendo siempre la costa y mirando hacia el mar, hacia el Este, siempre con la presencia de la Isla de Elba en el horizonte.
A partir de Macinaggio la carretera se complica, está en obras, esas obras típicas de los países mediterráneos que duran y duran, lo sorprendente de esta isla es que en trayectos relativamente cortos puedes ascender a alturas considerables y sin alejarse demasiado de la costa, de hecho la mayoría de los pueblos se encuentran literalmente colgados en las laderas de las montañas y lo que encontramos en la línea de la costa son sus “marinas” o urbanizaciones destinadas al alojamiento hotelero y camping, parece como si los corsos no quisieran mezclarse para nada con los turistas.